VIANA PUEBLO MÁGICO DE ESPAÑA (OFICIAL)

VIANA, uno de los pueblos más monumentales e históricos de Navarra, se ha incorporado a la Red de Pueblos Mágicos de España. 

Conserva Viana gran parte de su patrimonio, herencia de una Historia grande y noble. Residencia de muchos Reyes navarros. Bastión de frontera del antiguo Reino de Navarra, ante Castilla. Sede del Principado de Viana y tantos otros títulos, pasajes históricos y monumentos, hacen de Viana una ciudad imprescindible para conocer el sur de este antiguo reino.

Disfrutar Viana es recorrer las calles de su casco antiguo donde se conservan casonas palaciegas. Disfrutar Viana en vivir sus fiestas y tradiciones. Disfrutar Viana es saboread su gastronomía en tantos bares y restaurantes que ofrecen un compromiso de calidad que merece la pena conocer. Disfrutar Viana es compartir sus productos locales, especialmente sus vinos de la Denominación de Origen Rioja.

¡¡ VIANA es MÁGICA !!, !! TENDRÁS QUE VENIR !!.

CONOCER MÁS DE VIANA:

“Viana, elevada sobre un cerro, mira plácidamente hacia el horizonte. Ya no vigila; descansa tras un ajetreado pasado histórico como plaza defensiva frente a Castilla y sede frecuente de monarcas.
Su muralla abre ahora las puertas para dar paso a numerosas e interesantes casas solariegas, palacios e iglesias que muestran el esplendor que vivió entre los siglo XVI y XVIII.
La ciudad, de rica gastronomía y vinos de buen paladar, acoge al visitante y se despide del peregrino que atraviesa la última localidad del Camino de Santiago navarro.Viana es la última población navarra de la Ruta Jacobea, fronteriza con La Rioja y a tan sólo a 8 kilómetros de Logroño. Campos de cereales, viñas, almendros y olivares rodean a esta pequeña ciudad de 4.000 habitantes, marcada por el Camino de Santiago y el apogeo económico y cultural que vivió entre los siglos XVI y XVIII. De esa época encontramos interesantes ejemplos de arquitectura civil y religiosa. 

Un poco de historia
El rey Sancho VII el Fuerte fundó oficialmente Viana en 1219 con un objetivo claramente defensivo frente a Castilla. Encaramada sobre un cerro, su estructura urbana es la de una plaza fortificada, de estrechas calles rodeadas con parte de su gruesa y alta muralla medieval. Fue sede frecuente de los monarcas. En 1423 Carlos III el Noble instituyó el título de Príncipe de Viana, que en la actualidad ostenta Doña Leonor de Borbón, y convirtió a la ciudad en Cabeza de un Principado que estaba integrado por 14 localidades.
Entre los siglos XVI y XVIII Viana vivió su época de mayor desarrollo. Tras la obtención del título de ciudad en 1630, los nobles que se instalaron allí mandaron construir múltiples edificios civiles y religiosos.Arquitectura religiosa
En Viana encontrarás dos importantes ejemplos de arte religioso: las iglesias de Santa María y San Pedro. La majestuosa iglesia de Santa María es uno de los monumentos más llamativos de la localidad. Fue construida entre 1250 y 1312 en estilo gótico. En el siglo XVI se le añadieron la torre y la portada sur, de estilo renacentista. Al pie del templo, bajo las losas del atrio, descansan los restos del que fuera guerrero, príncipe y cardenal César Borgia, fallecido cerca de Viana en 1507.
Aunque la iglesia de San Pedro, del siglo XIII, se halla en ruinas, permanecen en buen estado su portada barroca del siglo XVIII, con una hornacina que alberga la imagen de San Pedro, y el antiguo cementerio, convertido en parque. Disfruta desde allí de una impresionante panorámica de los muros medievales y de las tierras riojanas y alavesas.
Otros interesantes edificios religiosos de la ciudad y sus alrededores son: el convento de San Francisco, las ermitas de Nuestra Señora de Cuevas, Trinidad de Cuevas, de las Cruces o del Calvario y de San Martín de Tidón.

Arquitectura civil
Viana también exhibe numerosas casas-palacio con escudos nobiliarios, como la de los Añoa y Busto, en la rúa Santa María; la fachada señorial con pilastras toscanas de los Ripa; el alero y la amplia cúpula interior de la mansión de los Ichaso; los balcones de forja de los Múzquiz-Aldunate; los palacios de los Dicastillo, Urra o Cereceda y el antiguo hospital de Nuestra Señora de Gracia, actual Casa de Cultura y Biblioteca Pública.
También son muy interesantes los dos edificios barrocos del siglo XVII: el de la plaza del Coso, con balconaje corrido que servía de palco de honor en los festejos taurinos, y el de la plaza de los Fueros, actual ayuntamiento, con soportales, pilastras toscanas y escudo.

Gastronomía
Si te gusta la buena mesa, a mediados de octubre se celebra el Fin de Semana Gastronómico. Los bares de la localidad ofrecen una variada muestra de pinchos que puedes regar con los excelentes vinos elaborados en las bodegas de Viana y Aras, incluidos en la Denominación de Origen Calificada Rioja.

Además, el 11 de noviembre se festeja a San Martín cocinando berza con caracoles y fritada, y el 16 de enero se asan patatas con carne, chorizo y ajos. En Viana destacan también los embutidos artesanales, las alubias rojas, las españoletas y mantecadas y el pacharán procedente de una de las destilerías más antiguas de Navarra.” *

* Turismo Navarra