23 septiembre, 2017

POLÍCAR-RÍO ALHAMA / Pueblo Oficial

Polícar es una bella población de la Comarca de Guadix que se asienta al norte de Sierra Nevada en las proximidades del Parque Natural. Esta situada a 1.200 metros de altitud sobre el nivel del mar y cuenta con una población que ronda los 300 habitantes y que se hacen llamar policareños. El principal encanto que tiene este pueblo es recorrer sus calles, en su sencillez, necesita de pocos elementos decorativos más. Pero es que además nos podemos detener y admirar la magnífica iglesia de San Antonio de Padua cuya construcción data del siglo XVI, de arquitectura mozárabe y artesanía mudéjar es una edificación artística verdaderamente exquisita. Otro monumento que debe visitar es la ermita de San Antonio que también se construye en torno al siglo XVI pero que ha tenido que ser modificada en varias ocasiones.

En Polícar viven mágicos atardeceres que confunden la luz del ocaso con las nieves eternas. Parten de aquí caminos antiguos para conocer los tesoros naturales de Sierra Nevada, las cárcavas y desiertos imposibles del Valle del Río Alhama, el dulzor de las frutas de las vegas, el vino más cálido y el sabor de los aceites más puros. Y esperan al viajero sus caminos, sus campos, sus calles y sus gentes.  ¡ En Polícar siempre será bienvenido !.

En Polícar el Vino que duerme en las bodegas, sueña con labios que le abracen. Sueña con manos que le alcen al cielo y agiten su hermosura, desprendiendo aromas que embriagan de felicidad a las gentes. Sueña el Vino con miradas francas, con gestos de amistad y ternura. sueña con viajar y llegar como un regalo amable con todo el cariño de su tierra, a los que están lejos.

Visite Polícar, sus bodegas, sus calles, comparta con nosotros el tesoro que guardan las bodegas y viene de los viñedos más cuidados de nuestros campos.Pierda sus pasos por los caminos de Polícar en viñas, almendros y olivos. Pasos por antiguos campos donde crece el trigo y la avena y pequeños huertos regados con el agua de la sierra. Comparta los más bellos atardeceres sobre las grandes alamedas del río Fardes, el paisaje descarnado de la hoya de Guadix y la serenidad de Sierra Nevada en el ocaso cuando las nieves se tornan de colores y empiezan a brillar las estrellas en las altas cumbres.

La alta planicie que se extiende bajo Sierra Nevada y ocupa el término municipal de Polícar es ejemplo de un Medio Rural vivo. Campos de cereal, olivos, almendros, viñedos se suceden en sus tierras rojas, donde se ha cuidado y querido la tierra desde antaño. Disfrutar del paisaje agrario de Polícar rodeado de la majestuosidad de Sierra Nevada es una experiencia para vivirla. Pocos lugares como el Valle del Río Alhama donde se asienta Polícar. Pocas zonas de Granada nos sorprenden con tantos paisajes diferentes en una extensión de pocos kilómetros. Tal vez por ello, esta tierra está habitada desde las antiguas civilizaciones y todas han dejado su impronta y han forjado el carácter y la sabiduría popular de las gentes de esta tierra.

En la confluencia del Río Alhama con el Fardes se extienden huertos de frutales y alamedas, olivos y viñas en toda la Vega de Río Alhama. Un auténtico tesoro verde que contrasta con el ocre de las cárcavas y los bad-lands entre los que discurre el río.